Gastronomía española

Antes que nada, quiero aclarar que si algún conocimiento tengo de cocina, es el número del servicio a domicilio. Pero aun así, me voy a aventurar a escribir este post, ya que la comida española siempre me ha llamado la atención.

En España hay diversidad en la gastronomía de cada región, como todos sabemos. No se come lo mismo en el norte que en el sur de la Península Ibérica y mucho menos si comparamos la comida con la de Canarias. Sin embargo, lo que mucha gente no sabe es la importancia de la castaña en el norte.
Antiguamente, y no hace tantos años, la castaña era un alimento de primera necesidad mientras que las patatas no eran tan abundantes.  La castaña era el acompañamiento habitual de las comidas, ya que era más barata y hay en abundancia en dichas zonas. Con el pollo, con cerdo, con ternera, cualquier excusa era buena para poder acompañar la carne con este fruto.

La castaña se puede comer de varias formas, cruda, asada, hervida o dulce. En mi caso la he probado de tres maneras, me queda la dulce. Cruda está un poco dura, no está mal pero notas un poco sosa la castaña y no deja un sabor de boca que puedas recordar. Sin embargo, todo cambia cuando la comes asada. Está crujiente, sabrosa, incluso si está un poco quemada está incluso más buena. Generalmente se le hace un corte a la castaña para asarla, en algunos hogares se hace en unas cazuelas de barro específicas que tienen unos agujeros, sin embargo es muy típico ver en el norte el “tren de la castaña”, es decir, un puesto ambulante con forma de tren que te vende ya las castañas asadas. Hervidas están un poco fuertes, guardan mucho el sabor del laurel que se les suele echar e incluso un poco de anís. Ya lo que sería la castaña dulce como tal, no la probé, pero sí probé turrón de castaña casero, y lo único que puedo decir es que es delicioso.

Para quien no lo sepa, en el norte se celebra la fiesta de la castaña cada año. En Galicia lo llaman magosto, en Asturias amagüestu, en el País Vasco gaztañerre eguna, pero todas estas fiestas no dejan de ser un homenaje a un fruto que en su día era imprescindible en muchas cocinas.

Mi única pena es que no hayan creado un servicio de comida a domicilio elaborada a partir de dicho ingrediente, y que de momento nos tengamos que conformar con la esperanza de que un restaurante chino lo incorpore a uno de sus platos.

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s